Autor Tema: Tiger on the Beat (Lau Kar-leung, 1988) [HK]  (Leído 3023 veces)

Desconectado Ugoh (:::Shaolin)

  • Nikyu
  • ***
  • Mensajes: 406
  • Ryos: 0
aghtrah
« Respuesta #30 en: 20 Julio, 2006, 14:46:27 »
Buahahahaa pinchadaaaaaa,hacia años que deseaba ver esta peli!!!!!

Desconectado Reader

  • Nanadan
  • *****
  • Mensajes: 5.166
  • Ryos: 8
Re: Tiger on the Beat (Lau Kar-leung, 1988) [HK]
« Respuesta #31 en: 21 Abril, 2009, 13:09:05 »
Añadido ripeo tdw9430.
Los subs que aparecen en las capturas no van incrustados.



Image Hosted by ImageShack.us






Desconectado HOSSE

  • Ikkyu
  • ***
  • Mensajes: 910
  • Ryos: 0
Re: Tiger on the Beat (Lau Kar-leung, 1988) [HK]
« Respuesta #32 en: 22 Abril, 2009, 04:35:21 »
Lau Kar-leung. Me encantan las pelis de artes marciales de este tio. A ver qué tal está esta. Muchas gracias, y bajando.

:punk:
El valor del osado le conduce a la muerte.
El valor del prudente le conserva la vida.
                   

Desconectado anikiba245

  • Renshi
  • Judan
  • *****
  • Mensajes: 12.586
  • Ryos: 12889
Tiger on the Beat (Lau Kar-leung, 1988) [HK]
« Respuesta #33 en: 21 Septiembre, 2018, 16:16:29 »
Después de años y años de amagues, finalmente me pude sentar a verla.
Qué decir, gran película de acción. En realidad, se trata de una comedia de artes marciales.
Lo mejor, las coreografías de acción, tan acrobáticas como dolorosas (hay uno que se da de espaldas contra la pared, que bueno... jajaja )
Lo peor, lo diré, el humor. No me gusta el humor cantonés (no lo entiendo, vamos. No quiere decir que no haya chistes que me den risa, pero en promedio, pues eso) y Chow Yun-fat metido a payaso, no es lo mejor de él jajaja (bueno, también hay secuencia bastante bestia que me conmocionó. Una pelea que deviene en interrogatorio policial)
En fin. Buen exponente del género.
A ver qué pasa con la segunda parte.

Desconectado Tequila_hk

  • Shankyu
  • **
  • Mensajes: 247
  • Ryos: 60
Tiger on the Beat (Lau Kar-leung, 1988) [HK]
« Respuesta #34 en: 27 Febrero, 2024, 10:39:42 »
“Tiger on the beat” es una maravilla del cine ochentero de Hong Kong. Es muy divertida, tiene acción y un reparto excelente plagado de cameos. Son todos estos elementos trabajando de forma solidaria los que hacen excelente la película bajo mi punto de vista, porque si nos ponemos a analizarla fríamente, resulta que no es oro todo lo que reluce, sobre todo en lo referente a la acción. Pero mejor no me adelanto, que hay mucho que comentar.


El poster de la película es genial.
Un arte que por desgracia se ha ido perdiendo con el tiempo.


La principal baza de la película es Chow Yun-Fat, que aporta todo su carisma y adereza la película con sus dotes para la comedia. Aquí le conocemos como un tipo duro, el más letal empuñando una pistola, porque son las películas en las que hace de policía o mafioso las que han llegado a nuestro país, pero Chow Yun-Fat es igual de conocido en Hong Kong por sus comedias (él prefiere la comedia a la acción), y aunque he de reconocer que le prefiero en los papeles serios, el hombre tiene desparpajo y esta peli es buena muestra de ello. El peso de la parte cómica de la película recae sobre sus hombros, pero eso no quita para que en dos segundos se arranque la careta de la comicidad y se convierta en una máquina de matar. Si Chow Yun-Fat pone las risas, la otra cara de la moneda, Conan Lee, es quien pone el musculo. Está claro que Chow Yun-Fat no sabe luchar ni dar una patada a derechas, por eso le buscaron a un compañero que fuese capaz de llevar a cabo las coreografías marciales, siendo el elegido Conan Lee. Esta película supuso su regreso del ostracismo, momento en el que aprovecho para hacer un alto en el camino y profundizar en la figura de Conan y hablar sobre ese periodo de destierro del cine de Hong Kong.

Conan, nació en Hong Kong en 1959 como Lloyd Hutchinson, aunque se crió en Estados Unidos. Comenzó a estudiar artes marciales a los 7 años. Siempre había sido un tipo muy atlético y apasionado por el deporte, haciendo gala de un cuerpo muy musculado. A principios de los años ochenta Ng See-Yuen estaba buscando una nueva estrella para reemplazar a Jackie Chan, quien ya había iniciado su andadura en solitario, y estando en California conoció a Conan Lee.


Conan Lee y Jackie Chan. La carrera de Conan se iba a encauzar para ser
el nuevo Jackie Chan, pudiendo haberse convertido en un icono
de la Chanploitation, al igual que otros actores como Billy Chong.


Conan quería convertirse en actor, y un amigo suyo le presentó a varios productores de cine, entre ellos a Ng See-Yuen. Junto a Ng See-Yuen estaba el ya desaparecido Roy Horan, que en esa época se encargaba de la distribución de los títulos de la Seasonal Films. Después de una breve demostración marcial de Conan, Ng See-Yuen quedó impresionado con sus aptitudes físicas, mientras que Roy Horan creía que Conan tenía potencial, tenía físico, pero tendría que aprender un poco de interpretación. De manera que Conan fue a Hong Kong y firmó un contrato con la Seasonal Films de Ng See-Yuen por tres películas.
Para promocionar a Conan Lee en tierras hongkonesas tenían que darle un nombre asiático, de modo que Ng See-Yuen le dio el nombre Le Yuen-Ba, el mismo que le gustaría darle a un hijo suyo cuando lo tuviera. Le Yuen Ba es un héroe mitológico chino, un guerrero imbatido y que no podía ser derrotado por ningún hombre mortal. Según cuenta la leyenda, la madre de Lee Yuen Ba estaba enferma, y en el exterior de su casa había tormenta y muchos truenos que perturbaban su descanso, por lo que Le Yuen Ba lanzó su espada al cielo para tratar de distraer a los dioses y que cesaran los truenos. Pero la espada volvió del cielo y mató a Le Yuen Ba, atravesándole el pecho. La moraleja es que incluso un gran hombre no puede desafiar a los cielos. Esto es bastante paradójico, porque es el propio Conan Lee quien sería responsable de su caída en desgracia en el cine de Hong Kong.


Sin identificar, Conan Lee Yuen-Ba y Ng See-Yuen.


Teniendo ya un nombre asiático, Roy Horan decía que además debían darle un nombre anglosajón para promocionarle en el mercado internacional, por lo que sugirió el nombre de Conan Lee, la unión de los nombres de Bruce Lee y Conan el bárbaro, ya que así tendrían un nombre con lo mejor de ambos mundos, el asiático y el americano, ya que por aquel momento Arnold Schwarzenegger estaba triunfando con “Conan El Bárbaro (Conan the Barbarian / 1982)”. Amén de que Conan, salvando las distancias, también destacaba por su musculatura. Así es como nació Conan Lee Yuen-Ba.
Comentaba que Conan Lee firmó un contrato por 3 películas con la Seasonal Films. El contrato era el formato estándar, firmar por tres películas con intención de que a lo largo de las tres se recuperara el dinero invertido en lanzar a una nueva estrella, de manera que la primera película tuviera algo de éxito, la segunda tuviera más éxito aún y la tercera fuera ya el espaldarazo definitivo para ese nuevo actor. Ng See-Yuen puso su fe en Conan Lee e invirtió dinero en él. Se dio la casualidad que la primera película en la que trabajaron juntos, “Ninja en la cueva del dragón (Ninja in the dragon’s den / 1982)”, fue un taquillazo, y esto produjo que a Conan se le subiera el éxito a la cabeza, llevándole a pensar que le estaban explotando con los términos que había firmado por esas tres películas. Como buen americano que es, está acostumbrado al sistema legal de los Estados Unidos, donde todos se demandan hasta por respirar y cualquier cosa se resuelve a golpe de litigio en los juzgados, quiso renegociar su contrato. Y para ello parece ser que recurrió a la mafia. Esto entronca con el hecho de que el rodaje de “Ninja in the dragon’s den” tuvo lugar en Taiwán, donde los costes de rodaje son menores y ofrece más parajes naturales que Hong Kong (Taiwán y Corea del Sur eran lugares asiduos de rodaje de películas hongkonesas). Allí, Ng See-Yuen tuvo un problema con un productor cinematográfico. En Taiwán, al igual que en Hong Kong, la mafia también está muy presente dentro de la industria del cine, participando tanto detrás de las cámaras (financiando películas) como delante de ellas (no son pocos los mafiosos que han trabajado como figurantes o incluso como actores). Resulta que un productor le pidió a Ng See-Yuen que le prestara a Conan para una película, a lo que Ng respondió que primero tenía que rodar otro proyecto con él, lo que esta persona entendió como una negativa. Con lo cual, un día al salir del hotel, Ng See-Yuen se vio rodeado de 7 u 8 sujetos que le propinaron una somanta de hostias. Un amigo que acompañaba a Ng See-Yuen intentó ayudarle, pero uno de los agresores sacó un cuchillo para disuadirle de ello. Esa paliza casi le mata, le mandó derechito al hospital y le tuvo convaleciente durante varios meses. Este hecho propició que Ng See-Yuen rompiera el contrato que tenía con Conan Lee y le dejara marchar. Pero claro, esa paliza, junto a la “traición” hacia Ng See-Yuen son las razones por las que Conan Lee no volvió a trabajar en el cine de Hong Kong desde 1982 hasta 1988, entrando en una lista negra donde nadie iba a contratarle. Su película de regreso seria “Tiger on the beat”. De hecho, cuando Conan volvió a Hong Kong volvió a firmar un contrato de 3 películas, esta vez con la Cinema City, que fueron: “Tiger on the beat (1988)”, “Aces go places 5 (1989)” y “Tiger on the beat 2 (1990)”.

Ng See-Yuen dice que perdonó a Conan Lee, así que a saber si esa fue la razón de que volviera a ser contratado en el cine de Hong Kong. Pero en ese lapso de tiempo de 6 años Conan Lee perdió unos años valiosísimos, porque a principios de los ochenta estaba en su esplendor físico, contando con 23 años al rodar “Ninja in the dragon’s den”, mientras que al rodar “Tiger on the beat” ya se acercaba a la treintena. Una oportunidad perdida de haberse convertido en una estrella de acción a principios de los años ochenta, cuando aún podría haber rivalizado con el propio Jackie Chan. Porque si Conan Lee no se hubiese cavado su tumba cinematográfica al romper su contrato con la Seasonal Films, nadie sabe lo lejos que hubiera llegado. Muy lejos, supongo, porque tenía cualidades para ello. Estaba en un momento de forma increíble, y acababa de pegar un pelotazo con "Ninja in the dragon's den", el éxito de taquilla de ese año, que también funciono muy bien en Japón al contar con Henry Sanada en el reparto. Pero claro, siendo tan ególatra, no podía llegar muy lejos. Decía Conan que durante el rodaje de "Ninja in the dragon's den" estuvo practicando con Hwang Jang Lee, quien le estuvo enseñando a mejorar su técnica de patada. Cómo no, Conan dice que Hwang Jang Lee quedó impresionado con sus cualidades físicas y que era el mejor alumno que había tenido. Vamos, esto parece ser una fanfarronada de Conan Lee. En "Tiger on the beat" las patadas de Conan son bastante malas, aunque en su defensa diré que mediaba ese parón de 6 años en el cine de acción de verdad, algo que le pasa factura a cualquiera, pero sus patadas en "Ninja in the dragon's den" no son nada del otro mundo, y Henry Sanada demostró mejor técnica de pierna. Aunque en descargo de Conan hay que decir que Henry Sanada se formó en el Japan Action Club de Sonny Chiba, además de ser su protegido, por lo que tenía unas aptitudes físicas que en mi parecer quedan por encima de las de Conan Lee.


Henry Sanada y Conan Lee en el rodaje de
"Ninja en la cueva del dragón (Ninja in the dragon’s den / 1982)".


Conan es tan fantasma que al final uno empieza a plantearse que la mitad de lo que dice no son más que fanfarronadas, con la consiguiente pérdida de credibilidad. Una verdadera pena, podría haber llegado a ser una de las grandes estrellas del cine de acción de Hong Kong.
Respecto a ese choque cultural que hubo en “Ninja in the dragon’s den”, Conan relataba que durante el rodaje todos parecían estar en su contra, refiriéndose a los especialistas y a Corey Yuen, el director y coreógrafo de la película, haciendo alusión al hecho de no querer entrar en la forma de pensar y de trabajar de los hongkoneses, que son cerrados de mente como ellos solos. De esa manera, según cuenta Conan, le ponían cada vez escenas más difíciles y peligrosas de realizar, que él llevaba a cabo con gran profesionalidad y sin quejarse, para irritación del resto de sus compañeros, que según él, no soportaban que un tipo fuerte y musculado se moviese con tal agilidad y rapidez. Al menos eso es lo que Conan Lee decía. Aunque todo sea dicho, en algunas escenas de la película le llegaron a doblar, siendo uno de esos dobles el propio Corey Yuen.
Este choque de mentalidades, la asiática y la americana, provocó que Conan no hiciera buenas migas con los hongkoneses. Ya se puede ver el enorme ego de Conan Lee, aunque más adelante volveré a eso. Cuando Conan regresó a Estados Unidos, participó en  la serie de television “Falcon Crest” y en producciones como “Gymkata (1985)” o “Golpe en la pequeña China (1986)”, donde tienen una brevísima aparición (es uno de los luchadores del clan vestidos de negro y amarillo, pero sólo sale varios segundos). También habría que mencionar como curiosidad su participación en “Eliminators (1986)”, esa película rodada en España donde también aparecía Gabino Diego.

Después de las dos partes de “Tiger on the beat” y de “Aces go places 5 (1989)”, Conan Lee firmó un contrato con Philip Ko para rodar “Tiger on the beat 3”. Cuando en la Cinema City se enteraron de esto estaban rodando “Skinny tiger fatty dragon (1990)” y dejaron ver que esa iba a ser “Tiger on the beat 3”, aunque luego le cambiaron el nombre, puesto que no querían que hubiese una continuación no oficial de la saga. De manera que Philip Ko le cambió el nombre a su película, que acabo siendo “Cyprus tigers (1990)”. Después de esa película, Philip y Conan rodaron juntos “Fury in red (1991)”, cuyo principio esta rodado en Los Ángeles. A mitad del rodaje de la película ambos tuvieron una discusión, y Philip se cargó al personaje de Conan en una explosión en un coche y le dijo que ya se podía ir de vuelta a Los Ángeles. Luego se reconciliaron y volvieron a trabajar juntos en “Scheming Wonders (1991)”, que fue su última colaboración.
En verdad me da pena que la carrera de Conan Lee no llegara más lejos por culpa de su ego. Podría haber sido una de las mayores estrellas del cine de Hong Kong, pero se ha quedado en un actor interesante con unas excelentes cualidades físicas al que no se le llegó a sacar el partido suficiente.


Volviendo a “Tiger on the beat”, cabe decir que Chow Yun-Fat  y Conan Lee forman una pareja excepcional, complementándose a la perfección. Conan es el policía joven, fuerte, ágil e impulsivo. Chow Yun-Fat es el policía experimentado, bastante vago, sin aspiraciones, un mujeriego y un vividor (actualmente el adjetivo correcto es “vividor-follador”). En Hong Kong tienen un término para ese tipo de policías sin muchas aspiraciones, agentes “Chocolate” (“Chocolates” en inglés, “bombones” en español), porque en cuanto salen a la calle y les da el sol, se derriten. Son tipos que sólo buscan la pensión y que no quieren arriesgar mucho la vida. Incluso hay una película de Michael Hui que se titula así, “Inspector Chocolate (1986)”, que personalmente no me pareció muy buena.
Mientras que Conan es el experto en lucha cuerpo a cuerpo, Chow Yun-Fat es el diestro con las armas. Eso es algo muy obvio que sabían los productores, y en cuanto Chow Yun-Fat aceptó rodar la película, le buscaron un compañero que pudiera llevar a cabo las escenas marciales. Hasta donde no llegará el ego de Conan Lee, que en una entrevista contó que Chow Yun-Fat le dijo a los jefes de la Cinema City que no haría la película a menos que Conan la protagonizara junto a él, lo que a todas luces una exageración de Conan y que podrían haber rodado la película con cualquier otro actor. Incluso decía que Chow Yun-Fat  no quiso rodar la segunda parte con él porque en la primera Conan le había robado el protagonismo.

La tercera pata del banco de la película no es ningún actor, sino el director, Lau Kar-Leung. Él también venia de un semiretiro de dos años después de rodar “Las artes marciales de Shaolín (Martial Arts of Shaolin / 1986)” junto a Jet Li. A mediados de los ochenta la Shaw Brothers estaba herida de muerte, y muchos de sus directores y estrellas tuvieron que buscarse las habichuelas en otros lados. Lau Kar-Leung recabó en la Cinema City Company, la productora fundada por Karl Maka, Raymond Wong y Dean Shek, que junto a Nansun Shi, Eric Tsang, Teddy Robin Kwan y Tsui Hark formaron el grupo creativo conocido como el “Team of Seven”, que se puede traducir como “El Equipo de Los Siete”.
Lau Kar-Leung ya no estaba bajo la seguridad de esa factoría/cadena de montaje de películas que era la Shaw, y tuvo que reinventarse. De ahí que los productores notasen que no se sentía seguro y con la confianza de antaño. En esta “vuelta a los ruedos”, Lau se vio arropado por muchos compañeros de la Shaw, con rostros conocidos como David Chiang y Ti Lung, aparte de su gente de confianza, su grupo de especialistas, encabezados por su “hermano adoptivo” Gordon Liu (esta vez con pelo para alejarse de la sempiterna imagen de monje San Te).


Chow Yun-Fat y Lau Kar-Leung en el rodaje de la escena del pub que regenta
Ti Lung en “Tiger on the beat”.


Aunque “Tiger on the beat” fue un éxito de taquilla, recaudando casi cerca de 30 millones de dólares de Hong Kong, Lau Kar-Leung nunca volvió a brillar como antaño ni a dirigir una obra maestra, siendo el resto de sus películas títulos menores, aunque estaba por llegar su colaboración con Jackie en “La leyenda del luchador borracho (Drunken Master 2 / 1994)” (pero ambos terminaron a la gresca y Jackie acabó despidiendo a Lau Kar-Leung antes de finalizar el rodaje). Un par de años después se intentó replicar la formula rodando una segunda parte, “Tiger on the beat 2 (1990)”, esta vez con Danny Lee sustituyendo a Chow Yun-Fat, cambiando los personajes y echando mano del reparto de la anterior, pero no alcanzó la calidad de la primera parte ni funcionó bien en taquilla, amén de que durante el rodaje Conan sufrió su grave lesión.
Debió de ser muy duro para Lau Kar-Leung la desaparición de la Shaw Brothers, que prácticamente fue su casa durante 3 décadas y donde se formó como director. Allí tenía a los hermanos Shaw; tenía presupuesto para rodar sus películas; tenía unos estudios de cine con sus decorados donde podía rodar horas y horas sin preocuparse del ciclo día-noche ni de las inclemencias del tiempo. El cambio tuvo que ser durísimo, el echarse a la calle, buscar una nueva productora y rodar en espacios abiertos con todos los problemas que ello conlleva. Y claro, ya no era un chaval. A partir de mediados de los ochenta son más reseñables sus trabajos como actor que como director, porque como ya he dicho, después de "Tiger on the beat" no volvió a dirigir ningún pelotazo. En cambio, los aficionados al cine asiático recuerdan su magnífico enfrentamiento contra Sammo Hung en "Pedicab driver (1989)", una de las mejores coreografías jamás rodadas. Y no es que se recuerden esos papeles como actor por su calidad, sino porque te dices "Vaya para lo que quedó el gran Lau Kar-Leung".

Teniendo a la pareja protagonista, hacía falta una fémina, y se recurrió a una Miss Hong Kong. En verdad, se recurrieron a dos concursantes del Miss Asia Pacific Hong Kong de 1986, Nina Li Chi y Shirley Ng. Miss Asia Pacific Hong Kong el concurso rival del Miss Hong Kong Pageant o “Miss Hong Kong” a secas como lo solemos conocer por estos lares (Miss Asia Pacific Hong Kong lo organizaba la cadena televisiva ATV, mientras que el Miss Hong Kong Pageant lo organiza la cadena TVB). Nina Li Chi ganó el concurso, mientras que Shirley Ng quedó en tercera posición. Shirley Ng se convirtió en actriz gracias al cursillo de formación que recibió en la cadena de televisión TVB, aunque su carrera no es muy extensa, habiendo trabajado únicamente en algunas series de televisión y en un par de películas solamente. Aquí podemos verla haciendo de hermana de Chow Yun-Fat.


Nina Li Chi, ganadora del Miss Asia Pacific Hong Kong de 1986,
arropada por Wong Lai Ying (izquierda), que quedó en segundo puesto,
y por Shirley Ng Ling (derecha), que quedó en el tercer puesto.


Nina Li Chi nació en Shanghái y se mudo a Hong Kong en 1981 con su padre, quien dirigía en China una academia de actores y era considerado como el Lee Strasberg chino. Comenzó trabajando en una tienda de muebles, estudio económicas, y ganó el concurso de Miss Asia Pacific Hong Kong, lo que allí es un ticket directo al mundo del cine. Por su voluptuosa figura se la conocía como la “Marilyn Monroe” china, y su apodo mandarín era “7 portadas”, porque en una semana llegó a aparecer en la portada de 7 revistas distintas. Al inicio de su carrera cinematográfica Nina no le caía muy bien a la audiencia porque hablaba cantonés con un fuerte acento de Shanghái, aunque eso tampoco es que les hubiese debido suponer un problema porque en Hong Kong no se solía rodar con sonido directo y se usaba el doblaje por post-sincronización. En la película, cada vez que habla con Philip Ko, que interpreta a su hermano, lo hace en mandarín. Además, para aumentar ese supuesto recelo, también está el hecho de que los hongkoneses se consideran superiores a los chinos (o “mainlanders” como se les conoce en Hong Kong).
Los productores usaron ese recelo del público hacia Nina en la película, haciéndola recibir bastantes golpes durante el metraje, para que el público sintiera pena y se apiadase de ella por culpa de esos abusos. Atentos a la somanta de palos que le pega Chow Yun-Fat, y sobre todo a la caída en el gimnasio después del bofetón de Gordon Liu. Parece una caída muy simple, pero casi la realiza con el cuello, con las graves consecuencias que puede suponer una lesión en esa parte del cuerpo. Aparte, al principio de la película Nina aparece muy despampanante, mostrando carne, y con el paso de los minutos y el desarrollo de su relación con Chow Yun-Fat (y la aceptación de su personaje por parte de los espectadores), se va volviendo más recatada, hasta acabar llevando ese hortera traje con hombreras que no muestra ni un mísero canalillo.


Nina Li Chi, Lau Kar Leung y Chow Yun Fat durante la conferencia
de prensa de presentación de "Tiger on the beat".


Respecto al resto del reparto, únicamente decir que es excelente. Ya han salido a relucir muchos nombres, y por ahí quedan el de Norman Chu; el otro hermano Lau, Lau Kar Wing, en un cameo haciendo de taxista; Wilson Tong, que es el atracador del principio que toma como rehén a Chow Yun-Fat y un largo etcétera de especialistas de renombre, como Sin Ho-Ying, James Ha o Jackson Ng, todos ellos matones de Norman Chu, junto con otros especialistas menos conocidos pero que tienen mucha participación y que incluso mueren varias veces durante la película (eso de reutilizar a los especialistas y matarlos es algo que ya conocemos de sobra en el cine de Hong Kong).

También aparecen muchos extranjeros, aunque el más reconocible es Wayne Archer. Vale, también sale Patrick FrBezar, otro de los rostros de la IFD o de la Filmark (de la que sea, me da igual), que aparece un par de segundos junto a Wayne Archer en la escena del secuestro de la hermana de Chow Yun-Fat.
Wayne es otro de los apasionados del cine de Hong Kong que a principios de los ochenta hizo el petate y se marchó a la excolonia británica para conocer a sus ídolos. Conoció a Jackie Chan y en uno de sus continuos viajes decidió quedarse allí y probar fortuna en el cine.


Chow Yun-Fat y Wayne Archer en el rodaje de “Tiger on the beat”.


Wayne Archer junto a Gordon Liu.


Lau Kar-Leung, sin identificar, Nick Masters y Wayne Archer
durante un descanso en la escena de la tienda de windsurf.


Ya va siendo hora de meterme en faena con el aspecto de la acción. Los hongkoneses nunca han tenido mesura, y pasan de la comedia más tontorrona a la violencia mas exacerbada en cuestión de segundos. Los tiroteos que vemos en la película son muy sangrientos, con disparos al pecho o a la espalda que explotan y salpican todo de sangre, algo inusual en una película de Lau Kar-Leung. Y no solo eso, a Philip Ko le revientan la mano con un petardo de los gordos. En definitiva, un film muy sangriento para lo que nos tiene acostumbrados el maestro Lau. Y como decía al principio, la acción no es maravillosa en absoluto. Hay muchísimas producciones de ese año y de esa década con mejores escenas de acción que las de esta película. Para empezar, las coreografías distan mucho de ser excepcionales, o incluso buenas. No es que sean horribles ni malas, pero son poco vistosas. Sólo cuando pelea Gordon Liu y los demás extras vemos algo con un poco mas de enjundia. A Conan se le nota espeso y lento. De hecho, Lau Kar-Leung le obligó a hacer ejercicio para bajar de peso. Aparte, Conan llevaba 6 años sin rodar al estilo hongkonés. Sus movimientos están exentos de las gracia y agilidad de los que mostro en “Ninja in the dragon’s den”, y ese lapso de tiempo entre ambas películas es palpable. Se puede ver en su pelea del vestuario del gimnasio, y también en la pelea final del despacho. Hay que decir a favor de Conan que rodó la mayoría de sus escenas y que sólo le doblaron en unas pocas, como las de la persecución en coche por el muelle. Su capacidad de salto se mantenía intacta. Conan tiene mucha potencia de salto (le gusta el baloncesto), y lo demostró en “Ninja in the dragon’s den” cuando se encaramaba a lo alto de dos mesas apiladas en vertical. Aquí podemos comprobarlo al verle saltar a lo alto del techo del coche casi sin esfuerzo o al principio de la película, en el atraco, en la que se salta una valla bastante alta. Pese a todo ello, sus peleas carecen de agilidad y plasticidad. Ya he comentado que la acción de la película no es deslumbrante, porque Chow Yun-Fat no sabe pelear, y Conan Lee estaba bastante bajo de forma para los cánones exigidos dentro del cine de Hong Kong. Por tanto, lo peor de la película son las coreografías marciales, aunque otros apartados de la acción, como los tiroteos, quedaron mejor. Y es que Lau Kar-Leung es un director de películas de artes marciales de época, y el cine de acción moderna no lo dominaba con soltura. Debido a lo cual, en las películas que ocurrían en la actualidad, en cuanto tenía oportunidad, se echaba a las coreografías con armas clásicas donde se sentía más a gusto, siendo un claro ejemplo "Aces go places 5 (1989)", en la que usan la excusa de no dañar los soldados de terracota con disparos para luchar con lanzas y espadas. Por esta razón considero a Sammo Hung mucho mejor director que Lau Kar-Leung. A Lau le sacas del kung fu clásico y se pierde. En cambio, Sammo es capaz de rodar coreografías de cualquier estilo, ya sea de kung fu clásico, o pelas dentro de una película contemporánea. Ahí reside la genialidad de Sammo, que se mueve con soltura en cualquier tipo de película.

La persecución de coches no deslumbra pero tienes sus momentos interesantes. Está rodada por la Dare Devils Stunt Unlimited, que no estoy seguro si es la misma que la Kamikaze Stunt Team Company, dado que los símbolos chinos son los mismos. Ya mencioné de forma muy escueta a la Kamikaze Stunt Team Company en el hilo sobre el documental “Bruce Law Stunts” (enlace al hilo aquí), siendo fundada por Chan Yat-Yin, uno de los más reputados especialistas del cine de Hong Kong, quien fue el mentor de Blackie Ko y de Bruce Law. En esa escena de la persecución es de los pocos momentos en los que doblan a Conan Lee, como son, por poner un par de ejemplos, el plano del coche azul chocando con los coches de policía y el plano donde Conan salta al techo del mini (en total, son 4 o 5 momentos de la persecución donde le doblan).


Ahora llega el momento de ponerme a hablar de las escenas de riesgo y de los especialistas, que es un tema que me apasiona. Los stunts de la película son interesantes pero tampoco sorprenden. Se trata de Lau Kar-Leung, y siempre hay alguna caída más llamativa, como la de ese stuntman cayendo desde un primer piso en la tienda de windsurf, pero poco más. Obviamente, las coreografías corren a cargo de su grupo de especialistas, el Lau Ga Ban o Lau Kar-Leung Stunt Team. La retrospectiva del Lau Kar-Leung Stunt Team aún la estoy desarrollando, dado que antes tengo que terminar con la de Yuen Woo Ping, pero me puedo meter un poco en faena y comentar que en la película tenemos a muchos miembros importantes del Lau Kar-Leung Stunt Team, como son Jackson Ng Yuk-Sue o Mak Wai-Cheung, amén del propio Lau Kar Wing. Y claro, esto me lleva a exponer una duda que tengo sobre si ciertos especialistas de renombre como son Ridley Tsui o Xiong Xin-Xin forman parte del grupo de especialistas de Lau Kar Wing, o de, si por extensión, al ser Lau Kar Wing miembro del grupo de especialistas de su hermano Lau Kar-Leung, estos dos especialistas que cito también se pueden considerar parte del Lau Kar-Leung Stunt Team. Es una duda que tengo y que dejo ahí planteada, con la esperanza de dilucidarla en un futuro. Sea como sea, está claro que uno de los especialistas clave en esta producción fue Xiong Xin-Xin por todo el trabajo que llevó a cabo, doblando en la película a numerosos actores, entre ellos a Gordon Liu. Esto se puede comprobar en la pelea entre Gordon Liu contra el matón occidental en el despacho de la tienda de windsurf propiedad del traficante pelirrojo (a quien mucha gente confundía con Bey Logan, y eso que no se parecen en nada).



Xiong Xin-Xin doblando a Gordon Liu en la pelea del despacho.


Gordon Liu estudió Hung Gar en la escuela de artes marciales de Lau Kar-Leung, aunque él nunca le enseñó a Gordon directamente, porque la escuela la regentaba la madre de Lau mientras éste trabajaba en la Shaw y las clases las impartían otros alumnos de la escuela. El estilo Hung Gar es del sur de China, pródigo en técnicas de manos pero parco en patadas, por eso Xiong Xin-Xin dobló a Gordon Liu a la hora de ejecutar alguna patada o realizar algún movimiento acrobático, ya que éste último no tiene una gran técnica de pierna. En la escena de la lucha de motosierra Xiong Xin-Xin vuelve a doblar a Gordon Liu en muchos planos. No será al único actor que doble, pues también dobló a Nick Masters, el matón afeminado, cuando le atropella el coche y sale despedido contra una pared. También dobló al actor pelirrojo, Joseph Bryan Baker, en su enfrentamiento con Chow Yun-Fat, cuando da una voltereta y cae al suelo, así como cuando en otro plano realiza un tirabuzón. Al matón occidental del chándal de diversos colores también le dobla cuando cae en el taller sobre la tabla de windsurf apoyada entre dos cubos. Aparte de todo esto, también hace de uno de los matones que llevan puesto un mono de trabajo, y aquí ya entramos en la fase de reutilización de stuntmen para morir una y otra vez, algo muy frecuente en el cine hongkonés. Primero, podemos ver a Xiong Xin-Xin vestido con mono blanco, siendo el primero el morir cuando Chow Yun-Fat dispara a través del escaparate con su escopeta con cuerda, y posteriormente le volveremos a ver vivito y coleando, esta vez con un mono azul, y peleando contra Conan Lee en la escena de la oficina. En esa pelea de la oficina también tenemos a Chang Seng-Kwong y a Bill Lui Tak-Wai.


Xiong Xin-Xin vestido con mono blanco (junto a Joseph Bryan Baker)
momentos antes de morir de un disparo de Chow Yun-Fat.



Xiong Xin-Xin, ahora vestido con mono azul, junto al actor occidental sin identificar,
Bill Lui Tak-Wai y Chang Seng-Kwong.


Aunque Chang Seng-Kwong no aparece en el listado de los especialistas de Lau Kar-Leung recogido en el libro “A tribute to the action choreographers” que me está sirviendo de guía para las retrospectivas de los stuntmen del cine de Hong Kong, eso no es indicativo de nada, puesto que en esos listados faltan muchísimos especialistas dentro de cada uno de los diferentes grupos de los directores de acción de renombre. Es más, el propio Chang Seng-Kwong afirma que ha sido miembro del Lau Kar-Leung Stunt Team, cosa totalmente plausible, dado que viendo su filmografía se puede ver que ha trabajado en numerosas películas de Lau Kar-Leung.

Respecto a Bill Lui, no creo que fuera miembro del grupo de especialistas de Lau Kar-Leung, dado que tiene pinta de ser uno de esos stuntmen freelance, que iban trabajando en función de las producciones en las que conseguían meter la cabeza, probablemente por la fama que se fueran labrando a lo largo de los años y porque sus colegas les llamaban para trabajar. Por ejemplo, Bill Lui fue parte del equipo hongkonés, junto a Brandy Yuen y Yuen Mo, encargado de asesorar en las coreografías marciales de "Tortugas Ninja (Teenage Mutant Ninja Turtles / 1990)",  y según me comenta un amigo, parece ser que Bill además hizo de doble de “Shredder, El Triturador”.
En “Tiger on the beat”, Bill Lui llegó a doblar a Chow Yun Fat en un par de escenas de la película. De hecho, no estoy seguro al 100 por 100 de si es el que cae desde la oficina después de que Conan Lee lo arroje por la ventana, en una caída realmente espectacular, pues no hay ningún elemento que amortigüe su caída más allá de las protecciones corporales que pudiera llevar. Y Bill Lui es otro especialista al que reutilizan en varias ocasiones durante el metraje de la película. En la escena del intercambio de droga en la fábrica de tuberías le vemos hacer de matón tailandés, y posteriormente, en la escena final, le veremos morir y resucitar en un par de ocasiones (primero le podemos ver llevando un mono de trabajo azul y más tarde llevará un mono blanco).




Las diversas apariciones de Bill Lui en la película: primero como matón tailandés
junto a James Ha (este último al fondo del plano). En la segunda foto,
con mono azul, donde Conan Lee le cose a disparos. En la tercera foto,
de nuevo vivo y con mono blanco, esta vez para que segundos después
le mate Chow Yun-Fat.


Y por seguir hablando  de gente que muere para luego volver a estar vivita y coleando en pantalla, tenemos a Ku Huen-Chiu, a quien primeramente Chow Yun-Fat le pega un tiro a través del escaparate, pero minutos después vuelve a la vida para que Conan Lee le da una patada mientras esta subido en el coche donde tienen esposado a Norma Chu. Comentar que Ku Huen-Chiu también parece que en esta película es un especialista por cuenta propia, dado que tengo constancia de que fue miembro oficial del grupo de especialistas de Yuen Woo-Ping, del de Tony Leung Siu-Hung y con mucha probabilidad, del grupo de especialistas de Tsui Siu-Ming, pero no de que fuera miembro del grupo de Lau Kar-Leung. Como el nombre de Ku Huen-Chiu seguramente no le diga nada a nadie, comentar que aparte de ser uno de los dobles de Jet Li en la famosa escena del granero en “Erase una vez en China (Once Upon a Time in China / 1991)”, cuando entró en el grupo de especialistas de Yuen Woo-Ping comenzó a trabajar estrechamente con el Clan Yuen en las labores de coreógrafo y director de acción, siendo el encargado de coordinar las escenas marciales en títulos como la saga “Matrix” o las dos partes de “Kill Bill”. En el maravilloso documental “Kung Fu Stuntmen: Never Say No! (2020)” podemos ver a Ku Huen-Chiu hablar de esa famosa escena del granero de “Erase una vez en China”, y así cualquiera le puede poner cara a este hombre.


Joseph Bryan Baker, Gordon Liu, Wayne Archer, sin identificar y Ku Huen-Chiu.


Al fondo, Ku Huen-Chiu vivo de nuevo cuando segundos antes Chow Yun-Fat
se lo había cargado de un tiro por la espalda y otro en el pecho.


Otro de los especialistas de Lau Kar-Leung a los que cabe mencionar es Mak Wai-Cheung, alias “Mono”, aunque apenas aparece en la película, solamente en la escena del intercambio de rehenes, haciéndose pasar por la hermana de Chow Yun-Fat, para que acto seguido Chow le reviente el pecho de varios escopetazos.


Mak Wai-Cheung, disfrazado de hermana de Chow Yun-Fat en el intercambio
de rehenes, a punto de dispararle a bocajarro.



Lau Kar-Leung y su grupo de especialistas, con Mak Wai-Cheung (camisa blanca),
preparando ese plano.



Lau Kar-Leung preparando con sus especialistas la escena del tiroteo delante
de la tienda de windsurf: Xiong Xin-Xin, Lau Kar-Leung,
un especialista al que no logro identificar (no se si es Mak Wai-Cheung porque
no se le ve toda la cara) y Lau Kar-Wing de espaldas con chándal negro.



De nuevo, ese especialista que no puedo identificar, Lau Kar-Leung,
Lau Kar-Wing, el actor occidental sin identificar al fondo y Bill Lui Tak-Wai.


Hay un detalle que, aunque es una chorrada como una catedral, es curioso y en el que pocos repararán. Se trata del momento en el que Nick Masters y un matón con mono blanco intentan liberar a Norman Chu de estar esposado al coche, donde este matón recibe un disparo en el costado de Conan Lee. El detalle está en que al que se ve morir no es a ese figurante, sino a James Ha Chim-Si. Es una acción muy simple, estar de cuclillas en el capó del coche para luego caer después del disparo, y me resulta llamativo que para algo tan chorra se tenga que echar mano de un especialista de la talla de James Ha. Decir que este hombre es otro de esos especialistas y coreógrafos de cierta importancia dentro del cine de Hong Kong, con una larga trayectoria, pero que fuera de su tierra apenas ha tenido reconocimiento. Vamos, que no le conoce ni el tato. Y mira que este hombre ha salido en películas e incluso ha tenido sus momentos en pantalla, pocos, pero algunos, como en “Against All (1990)”. Al menos, recientemente, el antiguo creador de la web HongKongcinemagic, Arnaud Lanuque, le ha hecho una entrevista a James Ha, de modo que así el público podrá conocer un poco más de su figura y su trabajo en el cine de Hong Kong (parte de esa entrevista ya se ha incluido en una edición comercial en blu ray, y el resto seguramente se irán incluyendo en futuros títulos en blu ray).
Que por cierto, James Ha, en el tiroteo contra Chow Yun-Fat es uno de los matones con mono azul, pero que al que ya se le vio antes haciendo de matón tailandés (aparece en el mismo plano con Bill Lui cuando salen del coche).


El especialista que va a liberar a Norman Chu y que al recibir un disparo se convierte por arte del birlibirloque en James Ha.


Para ir terminando ya con el apartado de la acción, creo que lo más reseñable son determinadas secuencias muy originales y que destacan por encima de la media, como son el duelo de motosierras y la escena de la escopeta con la cuerda. El duelo de las motosierras es un homenaje de Lau Kar-Leung a las películas clásicas de kung fu, cambiando las espadas por motosierras, las cuales nunca están en funcionamiento cuando las chocan, recreando el efecto del choque con unas chispas y un poco de incienso para simular los motores en funcionamiento. Lo de la cuerda en la escopeta que la convertía en un arma extensible también fue invención de Lau Kar-Leung, un modo novedoso de usar una escopeta. Como curiosidad, comentar que esa escena es de las preferidas del productor americano Joel Silver dentro del cine de Hong Kong. Joel Silver vio la película y por eso Conan Lee aparecía en “Arma letal 4 (Lethal Weapon 4 / 1998)”. De nuevo, el ego de Conan hace acto de presencia en esa película, y decía que sus escenas de acción junto a Jet Li fueron cortadas porque le hacía sombra, y en ese momento estaban promocionando a Jet Li en Estados Unidos. Vamos, que resulta que todo aquel que aparece al lado de Conan Lee acaba eclipsado por su grandeza. Una de las cosas que más me llama la atención es que este tío se cree la mayor estrella del cine de acción de Hong Kong, además de creerse también el mejor especialista, capaz de hacer lo que no hace nadie. Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, es buen momento para hablar de la escena de “Tiger on the beat 2 (1990)” donde se lesionó, y nada mejor que poner el video del momento en cuestión:



La escena es espectacular, al igual que el hostiazo de Conan Lee. Se puede ver el enorme salto que da (ya lo he comentado, Conan tiene mucha potencia de salto), pero lleva demasiado impulso y no consigue agarrarse bien a la farola. Debería haberse agarrado a la farola, descender por ella para luego saltar sobre un coche. La toma salió mal pero aun así usaron la para la película. Conan estuvo varios meses en el hospital y sus habilidades ya no volvieron a ser las mismas. Lo mejor es que dice que ningún especialista de Hong Kong hubiese podido alcanzar la farola de un salto, ni que nadie lo hubiese intentado a sabiendas que podría haber resultado lesionado o muerto. Es lo que se viene conociendo como el colmo de la fanfarronería, sobre todo cuando en esa escena se las estaba viendo con uno de los mejores especialistas de Hong Kong, Ridley Tsui (el otro especialista compitiendo por el podio de mejor stuntman es Chin Kar-Lok, otro que ha doblado a todos y ha hecho de todo). Ridley tiene en su haber multitud de escenas mucho más complicadas, difíciles y peligrosas que la de Conan Lee y la farola. Una de ellas es la de “Angel enforcers (1989)”, una escena mítica por su peligrosidad y espectacularidad. Se trata de una caida desde varios metros desde una pasarela para caer sobre un camión, rebotar en una furgoneta y golpear contra el duro asfalto. Eso no lo ha hecho Conan Lee en su puñetera vida. Ademas, parece ser que Ridley Tsui tuvo que doblar a Conan Lee en muchas escenas del metraje final de “Tiger on the beat 2”.


Después de todo lo comentado puede dar la impresión de que la película me parezca simplota. Ni mucho menos, pero ya he dicho que algunos de sus aspectos analizados de forma individual no rayan a mucho nivel, pero que todos ellos en su conjunto dieron lugar a una gran película. La cinta no sólo es acción, también hay mucho humor y cuenta con el encanto de Chow Yun-Fat. Sus escenas y diálogos tienen mucho ritmo, sin olvidarnos de la química que crea con el resto de personajes, sobre todo con James Wong, un hombre para todo (actor, director, compositor, guionista…). Hay muchos chistes y gags que sólo entenderán en Hong Kong, como por ejemplo los citados a continuación:

- Cuando están en el centro comercial, Chow Yun-Fat le pregunta a Lydia Shum por un sujetador, y ésta le pregunta por la talla, dándole varias opciones en función del pecho de varias actrices: Elsie Chan, que tiene unas buenas brevas; Anita Mui, con pechos normales (tirando a pequeños); y Pat Ha, que es una tabla de planchar (en principio iba a ser Carol Dodo Cheng, pero mientras rodaban la película se operó para aumentarse el pecho, aunque se puede ver su nombre en el tráiler de la versión de Hong Kong).

- Chow Yun-Fat es de Hakka, una región del sur China, cuya gente se caracteriza por su piel más morena. Chow Yun-Fat proviene de unos orígenes muy humildes. En “Pantyhose hero (1990)”, el malo de la película llama “Hakkaman” a Sammo Hung en referencia a su dureza y habilidad para la lucha. El hakka también es un dialecto, dato al que hacen referencia en “Manhattan sur (Year of the Dragon / 1985)” las monjas que están realizando escuchas telefónicas para la policía en el caso que está investigando Mickey Rourke.

- Los nombres de Chow Yun-Fat  y Conan Lee en la película, Francis Li y Michael Cho, son nombres de dos famosos detectives del cine cantonés, y como es lógico este homenaje/broma no se entenderá en el extranjero.

- Cuando Chow Yun-Fat se pone a hablar con la recepcionista del gimnasio (un gimnasio que en la realidad pertenecía al actor Eddie Maher y que ha sido escenario en multitud de películas), se presenta como “Mark Gor”. Este nombre es el personaje de Chow Yun-Fat  en “Un mañana mejor / Oscuro porvenir (A better tomorrow / 1986)”.

Son muchas las referencias del cine de Hong Kong que a los espectadores occidentales se nos escapan por no conocer a fondo su cultura.

Y para los aficionados a las localizaciones del cine de Hong Kong, comentar que mientras revisionaba la película me di cuenta que la escena inicial de la donde atracan a un tipo que acaba salir de un banco se rodó en el mismo sitio para el atraco inicial que se puede ver en “Ultraforce 2 (Yes, Madam! / 1985)”. Ambas escenas se rodaron junto al banco Sanwa que habia en East Ocean Centre en Tsim Sha Tsui East allá por los años ochenta.


El East Ocean Centre en Tsim Sha Tsui en “Tiger on the beat (1988)”.




La escena del atraco inicial en “Ultraforce 2 (Yes, Madam! / 1985)”,
rodada unos años antes en el East Ocean Centre.



El East Ocean Centre en la actualidad.



En este enlace se pueden ver más localizaciones de la película. Por cierto, la película cuenta con el superpegadizo tema de inicio cantado por Maria Cordero (y que también suena en los títulos de créditos finales).

En definitiva, son muchas cosas pequeñas las que hacen grande a esta película. A mí al menos me resulta divertidísima y muy original en algunos momentos, recomendable para pasar 90 minutos de puro entretenimiento.

Desconectado davidn33

  • Renshi
  • Sandan
  • *****
  • Mensajes: 2.345
  • Ryos: 7328
Tiger on the Beat (Lau Kar-leung, 1988) [HK]
« Respuesta #35 en: 27 Febrero, 2024, 11:02:54 »
Joder, Tequila_hk, mira que yo no soy muy de cine de acción, de peleas coreografiadas, de dobles, especialistas y tal, pero siempre es una gozada leer tus comentarios. Muchas gracias.  OK

Desconectado Tequila_hk

  • Shankyu
  • **
  • Mensajes: 247
  • Ryos: 60
Tiger on the Beat (Lau Kar-leung, 1988) [HK]
« Respuesta #36 en: 27 Febrero, 2024, 11:22:30 »
Muchas gracias por tus palabras, davidn33.

Si alguien disfruta leyendo este tipo de reseñas, aunque sólo sea una persona, ya me doy por satisfecho. Aparte, aunque es un trabajo muy laborioso, yo también aprendo bastante cuando me siento a escribir este tipo de cosas.

Desconectado garitero

  • Kyoshi
  • Hachidan
  • *****
  • Mensajes: 6.909
  • Ryos: 21
  • NI OLVIDAMOS, NI PERDONAMOS.
Tiger on the Beat (Lau Kar-leung, 1988) [HK]
« Respuesta #37 en: 27 Febrero, 2024, 14:50:17 »
Buen reportaje  :D Gracias.